El jardín de la alquimia

Sentía el jardín adentro

Me dirigí al norte entre las vasijas de aire y los vientos de piedra

Quise acariciar el pozo de energía

Los brazaletes de serpiente danzaban

En los momentos que las piedras hablan, no debes apartar la mirada

Siente la alquimia, ve la noche en el día y la muerte en el abrazo

>Quizás algún día se armonice la garganta de las hiedras

Quizás en algún lugar la OMNIPRESENCIA se establezca en penetración sostenida

Aquellos que emanan los úteros desnudos, se bañarán en tierra y cielo

Templando luna dorada, excelsa, inefable, dichosa, me inicio en esas verdades

El doble etérico derrama limones en un manto de serpientes, es la luz, la entrada del templo

El trono de la corona se basa en el tronco encendido, en la melodía sincera

La dulzura vuelve inconfundible, su naturaleza impregna

Las alquimias de las tempestades serán reveladas en el LAGO de las aguas

El recipiente se ramifica en la inseminación de la divinidad y la materia

En los ojos de la magia sentí la cuna de las curaciones divinas

Desde el alimento de los pueblos que acogen, ofrezco el servicio hacia lo mundos

Disponibilidad sin creencias, aunque imagino los límites, me rindo ante el padre, ante

la presencia del campo, del magnetismo, de la compasión

Abrazo las nieblas, estimulando los siddhis, los 7 caminos al cielo

Moviendo el fuego azul hacia la tierra y el cielo

Ondeo la energía magnética en todas las células, usando la contención para la transformación del vacío corporizado

El DORADO camino no cesa, orquestando la danza, la infinitud

Energías magnéticas se abren desde el inefable amor puro

Así me hayo

Sembrando en el útero la paz del universo, exhalando semillas de dulzura

Sabes qué? el infinito se abre penetrando en el mundo la ternura

Como si fueran de rosas siento mis labios, como si fueran puertas la melodías de mi vientre

Fueron acallados los reinos del dolor

Aplaudidos los reinos del pan sagrado, los panes y los peces respiran

Y nosotros reuníamos la comida

De los ojos brillantes salían versos

Acariciando las mejillas comían y respetaban dulces sabores</p

A veces tenía la garganta plena

Disfrutaba observando los OJOS pequeños de sonrisa</p

La incertidumbre me toca desde lo más profundo, me eleva de amor

Los milagros son lo que emana, del cáliz

Tiemblo iniciada en flores, en aromas disipo tu mirada

Y la naturaleza se instala en el trueno del silencio

BROTANDO

como el néctar de lluvia de los dioses que somos

Emanado la dicha y ritualizando la comunión

La verdad sacraliza

Crucial para la magia detonar campos magnéticos

Del cuerpo emana el suelo magnético de la mujer

Los fluidos se estremecen

y el útero envía un impulso de alquimia

Se abren los centros de poder dulce

Glándula pineal activada en el cáliz

Fuego ardiente en el plexo

Desciende un líquido amarillo y unas gotas serpentinas blancas y rojas

Aguas del manantial que vienen de la cabeza

Mezclando luz blanca y roja, el éxtasis se expande

Eléctrico el hombre, Magnética la mujer

Se extiende por todo el cuerpo, durante horas

Anidarse el hombre en el sentir del misterio en la adoración y en la honra

La curiosidad se extrae del NÉCTAR

Las serpentinas blanca y roja subliman

El término vuelo fue descrito en mi alma

La libertad fundida en mi corazón

El vacío es un viaje de viento

Sustancias de terciopelos

No quiero embriagar las alas

Solo sembrar los océanos

TAN SOLO ESO

Abriré las puertas para liberar el horizonte

Es importante anidarte en los campos magnéticos

Muévete en él conteniendo el centro superior hacia detener el Nilo interior

y fluyendo hacia la noche el líquido blanco y el útero se elevan

Sin excepción se vierte y se roza el andrógino

>Las velas se encienden con un vaso lleno y otro vacío

Simbolizo mis aguas desde lo mundano a lo divino

Por el bien de todos los dioses y la paz de todas las almas

Surco el viaje a la materia vaporizada

Uniendo sol y luna, sin duda, emerjo

Inevitablemente vibro en los elencos del tiempo no nacido

Abrazo los sentidos que no se ven

Me derrito de placer de existencia

Quien tenga sed que beba, quien sienta amor que respire

Quien quiera VIVIR que viva