EL LENGUAJE SIN PALABRAS

Las personas somos seres de hábitos, así es, ¿nos dedicamos a tener el hábito de plantar pensamientos saludables?

Los pensamientos se eligen, porque crean tu realidad, así que, ¿Qué utilidad tiene corregir los efectos y olvidar las causas? Céntrate en la percepción en lo que elijas ver. Recuerda que la percepción es una interpretación, no un hecho. Y una interpretación puedes cambiarla todas las veces que quieras. Elige que es lo que quieres ver

Algo que no es verdad, es una fantasía nuestro sistema de pensamientos y creencias limitadoras genera en automático escenarios y situaciones que ni siquiera sabemos si ocurrirán

Y cómo hacemos para empezar a implementar este enfoque:

Crea un personaje paralelo a ti, la figura del observador, le puedes imaginar con tu propia forma o con una imagen que te apetezca, que te avise cuando generes un pensamiento que provenga desde el antiguo paradigma, el de creer que tu realidad está desconectada y las experiencias son ajenas a ti. Es decir, deja de convertir una mentira en verdad. Si te sientes mal por cualquier motivo siempre es por la manera en que has elegido ver la situación. Y recuerda que no es sólo que te dices a ti mismo sino lo que piensas y la intención con la que lo haces, la emoción que le imprimes

Los pensamientos crean emociones, estos comportamientos y estos últimos resultados. Lo que nos decimos es importante, la realidad se crea por el lenguaje silencioso que genera nuestro subconsciente que dicho de paso es un 95% de lo que gobierna nuestra vida

En este lenguaje interior sin palabras, todo lo que pensamos genera unas emociones y unos comportamientos y unos resultados que tienden a defender nuestros juicios sobre lo que está instalado en nuestro subconsciente. Todos tenemos unos programas de serie y algunos más que nos han venido impuestos por las experiencias y la sociedad en la que vivimos

DESDE EL MIEDO O DESDE EL AMOR

El sistema de pensamientos en ese diálogo interno puede tomar dos vías distintas, la del miedo o la del amor. Si desato un pensamiento desde el ego o el miedo, etiqueto el acontecimiento o la experiencia como buena o mala me pierdo el regalo encubierto a mi propio ciclo natural. Todo lo que ocurre no es bueno ni malo, desde el amor, desde el nuevo paradigma donde dejo a un lado el sufrimiento, acepto que todas las experiencias son neutras que no hay una buena o una mala

Cada una de las experiencias que tengo me acercan a quien soy yo de verdad, aunque esas experiencias no me gusten son las mejores para convertir todos mis miedos en amor. El pensamiento dual establece bueno, justo e injusto. No podemos concebir algo sin su contrario ¿Existe la inhalación sin la exhalación?, ¿existe la noche sin el día?, ¿existe una moneda sin sus dos caras?, existe el placer sin el dolor?, NO, todo es lo mismo

Desde un punto de vista científico no vemos desde los ojos, vemos desde el cerebro y más concretamente considera que lo que ve es la mente ni el cerebro ni los ojos. Recuerda el “supercinexin” instalado en tu mente