Lo Inefable

Vivo mil noches de asilo, para cubrirme de estrellas los párpados

Para que mis perfiles pulsen la magia del océano, mezclo un trocito de aire en los labios abiertos de la eternidad

Mis ojos supuran jazmín, y el reloj que marca las 3, las 6 y las 9, se detiene

El misterio atraviesa mis pechos y el vientre, inevitablemente, exhala mi voz desnuda

Reclamo mi Herencia, la soberanía de lo sutil, Lo Inefable