No busques Piedras, Ámalas, se las Piedras

Cuando el latido tropieza en el rio de la vida, fíltrate en las nubes que ves al alzar tu mirada al cielo

Ver las piedras en tu hogar, en la memoria de tus ancestros, es un regalo que te haces a ti mismo

No son ellos los que imploran la magia de vivir, eres tú a través de ellos que caminas descalzo

Abre la ventana de tu alma para que los latidos mudos embellezcan, para que los nudos y los pechos se hagan uno en su danzar